Noticias

¿SE PUEDE RETIRAR UNA DENUNCIA?

¿Se puede retirar una denuncia? Si estás leyendo este post, tal vez sea porque has presentado una denuncia y, ya sea por miedo, debido a una reconciliación o por cualquier otra circunstancia, quieres retirarla inmediatamente.

Si bien todos hemos oído alguna vez en televisión frases como “quiero retirar una denuncia” o “quiero que retiren la denuncia”, lo cierto es que la realidad no es tan sencilla. Por eso, en POZO Abogados & Asociados contamos con abogados penalistas expertos que pueden asesorarte en esta materia y explicarte con claridad las consecuencias que tiene quitar una denuncia y como hacerlo.

¿Cómo retirar una denuncia?

La respuesta es que NO se puede retirar una denuncia.  

Es posible que hayas oído decir que se puede retirar la denuncia en caso de delitos privados, tales como injurias o calumnias. Esto se debe a que, en estos casos, a diferencia de lo que ocurre con el resto de los delitos, si se retira la acusación, no continuará el procedimiento. Sin embargo, ni tan siquiera en estas situaciones estaríamos quitando una denuncia, puesto que en caso de que uno quiera iniciar un procedimiento por injurias o calumnias no puede presentar una denuncia sino una querella, para lo que deberá contactar lo antes posible con un abogado penalista.

Entonces te preguntarás, ¿por qué no puedo retirar la denuncia? Esto se debe a que una denuncia es una declaración de conocimiento, es decir, a través de la misma ponemos en conocimiento de la autoridad judicial que se ha cometido un delito.

Por tanto, una vez que las autoridades conocen que han tenido lugar unos hechos que podrían ser constitutivos de delito, son el Juez y el Fiscal los que deben continuar con la investigación.

Llegados a este punto se te plantearán dos opciones:

  • Ser parte en el procedimiento penal, es decir, participar activamente en el procedimiento como lo que técnicamente se denomina acusación particular.

  • No ser parte en el procedimiento penal, es decir, no constituirse como acusación particular, que sería lo más parecido a “quitar la denuncia”, en cuyo caso el juzgado también podría seguir adelante con el procedimiento.

¿Qué hago si no quiero seguir con la denuncia?

De todo lo anterior se puede deducir que no es posible retirar la denuncia y que sea como si los hechos no hubiesen sucedido.  Sin embargo, sí existen otras alternativas que nos pueden llevar a un punto semejante.

Si no quieres continuar con la denuncia, es conveniente optar por la segunda de las opciones planteadas. Son muchos los fiscales que al tener conocimiento de que el denunciante no quiere continuar con el proceso, optan directamente por el archivo de las actuaciones. Sea como sea, en estos casos la solución siempre pasa por tratar de conseguir la finalización del proceso por falta de pruebas.

En este sentido, son muchas las denuncias que se archivan al no existir pruebas suficientes de los hechos incluso siendo estos ciertos y pese a querer el denunciante continuar, dificultad probatoria que incrementa considerablemente si el propio denunciante opta por retirar su acusación.

De esta forma, no estaríamos quitando la denuncia, de hecho, en caso de que el Juez no archive la causa y el procedimiento continúe se llegaría incluso la celebración del juicio, pero al no existir acusación para corroborar los hechos, y en caso de que no existan otras pruebas que esclarezcan los mismos con claridad (lo que sería de gran dificultad sin la declaración de la víctima) este terminaría en una sentencia absolutoria, es decir, una sentencia en la que no se condenaría a nadie, por lo que el resultado sería el mismo que quitando la denuncia.

Sin embargo, con frecuencia la situación se complica, puesto que incluso aunque decidas no ser acusación en el proceso, el juzgado podrá requerirte para que acudas al juicio como testigo. Por tanto, si eres testigo o víctima del delito debes acudir a los tribunales y contar la verdad sobre los hechos, justo aquello que pretendías evitar al retirar la denuncia.

¿Qué pasa si no quiero declarar como testigo?

En este caso te recomendamos que, aunque no quieras declarar como testigo vayas a hacerlo, puesto que podrías dejar de ser el denunciante para ser el denunciado por un delito de obstrucción a la justicia, castigado con penas de 3 a 6 meses de cárcel o multa de 6 a 24 meses, o incluso por un delito de desobediencia grave a la autoridad que se castiga con penas de 3 meses a un año de prisión o multa de 6 a 18 meses. Esto además de una sanción económica de entre 200 y 5.000 euros.

Por tanto, si te citan para declarar como testigo debes acudir y además decir la verdad, ya que al mentir podrías ser acusado de un delito de falso testimonio, castigado con pena de prisión de seis meses a dos años y multa de tres a seis meses.

Sin embargo, existe una excepción, y es aquella que se da en aquellos casos en los que existen determinadas relaciones de parentesco, como en el caso de padres e hijos, parejas, hermanos… Sin embargo, esto no se aplicaría si lo que pretendes es quitar una denuncia por violencia de género.

Somos Abogados especialistas en Derecho Penal

Si te encuentras en alguna de estas situaciones, desde POZO Abogados & Asociados te recomendamos que cuentes siempre con el asesoramiento de un abogado penalista, ya que tener a un profesional experto que te asesore en todo momento es primordial a la hora de enfrentarse a un proceso judicial.

Si estás pensando en «retirar» una denuncia, en POZO Abogados & Asociados contamos con abogados penalistas expertos que están a tu disposición para valorar lo más conveniente en tu situación y resolver todas tus dudas.

 

 

 

NUESTRO DESPACHO DE ABOGADOS ESTÁ PARA AYUDARTE

¿Te ha gustado el artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…