Si estás leyendo este post, es porque te encuentras en una situación delicada, te has visto involucrado en una pelea, te han lesionado o quizás hayas sido tú el que ha producido lesiones a otro, producto de la tensión del momento, del miedo o de intentar defenderte. O quizás te haya llegado una denuncia de una pelea en la que para colmo tú fuiste el lesionado.

Es importante contar con un abogado especializado que te asesore lo antes posible, ya que muchas veces nos guiamos por la situación, los nervios o la propia Guardia Civil o Policía y cometemos fallos a la hora de narrar los hechos. Y es que, un matiz o una mala explicación de lo sucedido, pueden dar lugar a confusiones en cuanto a la autoría de las lesiones, a que el agresor no sea condenado o a que no se te indemnice.

¿HE TENIDO UNA PELEA Y TENGO LESIONES ¿QUÉ DEBO HACER?

 

Lo primero que debes hacer, si aún no lo has hecho, es ir al médico y explicarle lo que ha pasado. Intenta calmarte, y olvidarte de tu agresor por un momento. Un buen parte médico preciso y que recoja los mayores datos sobre las lesiones, será el pilar fundamental a la hora de que tu agresor sea condenado por tus lesiones y puedas ser indemnizado.

Es muy importante que el informe emitido por el facultativo sea lo más completo posible, para lo que debes:

 

  • Aportar la mayor información posible sobre todas las partes del cuerpo que te duelan, así como en las que percibas que hayan podido ser dañadas, aunque no te duelan en un primer momento.
    Junto a ello, te pedirán un relato de los hechos, el cual debe ser lo más completo posible, con todos los detalles de lo sucedido incluyendo lo que pasó tanto antes de la pelea, como después de ella (antes de acudir al centro médico).
  • Después de haber hecho esto, te recomendamos contactar con un abogado penalista de confianza antes de interponer la denuncia. Por ello, si alguna vez te ves inmerso en una pelea, no pierdas la calma, intenta mantener el control de la situación y ponte en contacto con un abogado penalista, que te asesore desde el primer momento sobre la forma de proceder en función del tipo de conflicto.

 

En POZO Abogados & Asociados somos conscientes de la gravedad a la que puede llegar una pelea dada nuestra larga experiencia como abogados penalistas, y te orientaremos dándote soluciones y proporcionándote tranquilidad.

El asesoramiento de un abogado penalista aquí es muy importante, sobre todo cuando se producen lesiones o daños. Si no dispones de un abogado especializado en delitos de lesiones ocasionadas por peleas contáctenos.

Probablemente, antes de que acudas al centro médico, se personará la Policía o la Guardia Civil en el lugar de los hechos para ver qué ha sucedido y redactar el atestado. En caso de que esto ocurra es recomendable que cuentes con el asesoramiento de un abogado especialista en la materia, el cual te ayudará a afrontar esta situación; pues sabemos que el momento posterior a una pelea es muy confuso y no es recomendable hablar con la policía inmediatamente, pues nuestro relato de los hechos podría estar influenciado por el momento.

A la hora de interponer la denuncia ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, es mejor que contactes con un abogado. Pues la denuncia es una pieza clave en el proceso, y los abogados penalistas de POZO Abogados & Asociados, saben cuál es la mejor manera de interponerla, siempre a beneficio del cliente.

 

En cuanto al procedimiento, déjalo en nuestras manos, tanto si eres acusación, como si estás siendo investigado en un proceso de este tipo. Disponemos de una gran experiencia en delitos de lesiones ocasionadas en peleas en ambas partes:

  • Si eres víctima, es muy importante que nos remitas todos los informes médicos sobre las lesiones, así como la denuncia, en caso de que no te hubiésemos ayudado a interponerla, así como todo aquello que sea considerado necesario de cara al proceso.
  • Además, es muy importante conocer la identidad de tu agresor/es, para poder dirigir el procedimiento contra él, y efectuar la reclamación de la indemnización correspondiente por las lesiones causadas, así como por aquellos objetos que hayan sido dañados a causa de la pelea (ropa, móvil, joyas, etc).
  • Si eres investigado, te ayudaremos en tu defensa, informándote en todo momento sobre el atestado, las pruebas en contra, así como todo aquello que tenga notoria influencia en el proceso; pues está en juego tú libertad.
  • Por ello, en el caso de que tengas antecedentes penales o policiales nosotros te ayudaremos a tramitar su cancelación (PARA SABER MÁS PULSE AQUÍ).

DELITO DE LESIONES Y

DELITO LEVE DE LESIONES.

 

Según el Código Penal se considera lesión “cualquier menoscabo de la integridad corporal o la salud física o mental de una persona”.

Una de las primeras cosa que debes saber sobre una pelea, una agresión o un delito de lesiones es que, al contrario de lo que cree la gran mayoría de gente, en una pelea no es culpable el que la empieza, sino aquel que ocasiona las lesiones.

Olvídate de legítima defensa, rara vez prospera en un Juzgado, y de discutir quien dio primero. Tampoco discutas la intencionalidad o no, lo importante es centrarnos en las lesiones.

Por eso, lo que hay que tener en cuenta es, la gravedad de las lesiones producidas, si se ha utilizado algún objeto o arma, existe ensañamiento o donde han ido dirigidos los golpes. Normalmente es la producción de las lesiones, lo que va a determinar que condenen al causante , influyendo todos estos aspectos en la pena.

En cuanto a la entidad de las lesiones hay que tener muy clara la diferencia entre delito leve de lesiones y el delito de lesiones, así como la gravedad que se puede derivar de este último.

En primer lugar y, dada su notable importancia, el delito de lesiones (artículo 147 del Código Penal) es aquel que requiere una primera asistencia facultativa, en la cual se necesita de tratamiento médico quirúrgico. Cabe resaltar aquí que el seguimiento por parte del facultativo no es considerado tratamiento médico por nuestro legislador.

En cuanto a la pena a la que te enfrentas, si resultas condenado por un delito de lesiones sería de seis meses a tres años. Pero, la pena de este delito puede verse, según la consideración que tenga el juez acerca de la gravedad de los hechos, de manera atenuada, o agravada.

Esta sería atenuada si se aprecia una menor gravedad en el resultado producido, sin llegar a considerarse delito leve de lesiones, siendo la pena a imponer de tres meses a tres años de prisión o pena de multa de seis a doce meses.

Por el contrario, la pena sería agravada, por un lado, con pena de dos a cinco años de cárcel, si se da alguna de las siguientes circunstancias del artículo 148 del Código Penal:

  • Uso de armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida o salud, física o psíquica, del lesionado.
  • Presencia de ensañamiento o alevosía en el acto.
  • Víctima menor de doce años o persona con discapacidad necesitada de especial protección.
  • La víctima es o ha sido esposa o estado ligada por una análoga relación de afectividad, aun sin convivencia, al autor.
  • Víctima persona especialmente vulnerable que conviva con el autor.

Y por otro, si se dan alguna de las circunstancias expuestas en el artículo 149 y siguientes del Código Penal, la pena de prisión podría ascender hasta los doce años.

Ahora bien, para poder diferenciar el delito de lesiones de su categoría más leve hay que tener en cuenta en qué consiste la necesidad de tratamiento médico quirúrgico que exige el artículo 147 del Código Penal, pudiendo definirlo como todas aquellas actuaciones médicas que se dan de manera reiterada, tras la primera asistencia médica, con la finalidad de logar la curación total de la lesión, no teniéndose en cuenta como tal el mero seguimiento de la lesión, ya que el precepto exige una continuidad en el tratamiento.

Por último, en cuanto al delito leve de lesiones, el Código Penal establece en su artículo 147.2 que se calificarán como tal aquellas lesiones que únicamente requieran una primera asistencia médica, la cual puede conllevar posteriormente un seguimiento por parte del facultativo.

Como podemos ver no se requiere la necesidad de tratamiento médico quirúrgico, considerando este del delito leve de lesiones que, si en el plazo de un año se cometen cuatro delitos leves de lesiones, serán castigados como delito de lesiones.

El despacho POZO Abogados & Asociados está compuesto por abogados penalistas, disponibles las 24 horas del día ante cualquier urgencia, en las provincias de Granada, Almería, Málaga y Jaén. Si sufres lesiones a causa de una pelea y quieres denunciarlo, así como si estás siendo investigado por ello, no dude en contactarnos.

Asistimos a nuestros clientes en el lugar que lo necesiten, en comisaría, en caso de ser detenido o querer tramitar la denuncia, en el centro médico o en el lugar de los hechos, en todo caso te asesoremos de la mejor manera tratando de solventar la situación de la manera más beneficiosa para nuestros clientes.

DELITO DE LESIONES Y

DELITO LEVE DE LESIONES.

 

Según el Código Penal se considera lesión “cualquier menoscabo de la integridad corporal o la salud física o mental de una persona”.

Una de las primeras cosa que debes saber sobre una pelea, una agresión o un delito de lesiones es que, al contrario de lo que cree la gran mayoría de gente, en una pelea no es culpable el que la empieza, sino aquel que ocasiona las lesiones.

Olvídate de legítima defensa, rara vez prospera en un Juzgado, y de discutir quien dio primero. Tampoco discutas la intencionalidad o no, lo importante es centrarnos en las lesiones.

Por eso, lo que hay que tener en cuenta es, la gravedad de las lesiones producidas, si se ha utilizado algún objeto o arma, existe ensañamiento o donde han ido dirigidos los golpes. Normalmente es la producción de las lesiones, lo que va a determinar que condenen al causante , influyendo todos estos aspectos en la pena.

En cuanto a la entidad de las lesiones hay que tener muy clara la diferencia entre delito leve de lesiones y el delito de lesiones, así como la gravedad que se puede derivar de este último.

En primer lugar y, dada su notable importancia, el delito de lesiones (artículo 147 del Código Penal) es aquel que requiere una primera asistencia facultativa, en la cual se necesita de tratamiento médico quirúrgico. Cabe resaltar aquí que el seguimiento por parte del facultativo no es considerado tratamiento médico por nuestro legislador.

En cuanto a la pena a la que te enfrentas, si resultas condenado por un delito de lesiones sería de seis meses a tres años. Pero, la pena de este delito puede verse, según la consideración que tenga el juez acerca de la gravedad de los hechos, de manera atenuada, o agravada.

Esta sería atenuada si se aprecia una menor gravedad en el resultado producido, sin llegar a considerarse delito leve de lesiones, siendo la pena a imponer de tres meses a tres años de prisión o pena de multa de seis a doce meses.

Por el contrario, la pena sería agravada, por un lado, con pena de dos a cinco años de cárcel, si se da alguna de las siguientes circunstancias del artículo 148 del Código Penal:

  • Uso de armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida o salud, física o psíquica, del lesionado.
  • Presencia de ensañamiento o alevosía en el acto.
  • Víctima menor de doce años o persona con discapacidad necesitada de especial protección.
  • La víctima es o ha sido esposa o estado ligada por una análoga relación de afectividad, aun sin convivencia, al autor.
  • Víctima persona especialmente vulnerable que conviva con el autor.

Y por otro, si se dan alguna de las circunstancias expuestas en el artículo 149 y siguientes del Código Penal, la pena de prisión podría ascender hasta los doce años.

Ahora bien, para poder diferenciar el delito de lesiones de su categoría más leve hay que tener en cuenta en qué consiste la necesidad de tratamiento médico quirúrgico que exige el artículo 147 del Código Penal, pudiendo definirlo como todas aquellas actuaciones médicas que se dan de manera reiterada, tras la primera asistencia médica, con la finalidad de logar la curación total de la lesión, no teniéndose en cuenta como tal el mero seguimiento de la lesión, ya que el precepto exige una continuidad en el tratamiento.

Por último, en cuanto al delito leve de lesiones, el Código Penal establece en su artículo 147.2 que se calificarán como tal aquellas lesiones que únicamente requieran una primera asistencia médica, la cual puede conllevar posteriormente un seguimiento por parte del facultativo.

Como podemos ver no se requiere la necesidad de tratamiento médico quirúrgico, considerando este del delito leve de lesiones que, si en el plazo de un año se cometen cuatro delitos leves de lesiones, serán castigados como delito de lesiones.

El despacho POZO Abogados & Asociados está compuesto por abogados penalistas, disponibles las 24 horas del día ante cualquier urgencia, en las provincias de Granada, Almería, Málaga y Jaén. Si sufres lesiones a causa de una pelea y quieres denunciarlo, así como si estás siendo investigado por ello, no dude en contactarnos.

Asistimos a nuestros clientes en el lugar que lo necesiten, en comisaría, en caso de ser detenido o querer tramitar la denuncia, en el centro médico o en el lugar de los hechos, en todo caso te asesoremos de la mejor manera tratando de solventar la situación de la manera más beneficiosa para nuestros clientes.

Urgencias 24h
Cómo llegar