Over 10 years we help companies reach their financial and branding goals. Maxbizz is a values-driven consulting agency dedicated.

Gallery

Contact

+1-800-456-478-23

411 University St, Seattle

maxbizz@mail.com

DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO

DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO

Divorcios de mutuo acuerdo: ¿Qué es?

Cuando hablamos de divorcios, lo más normal es que se diga que el divorcio de mutuo acuerdo es la mejor opción para todas las partes. Sin embargo, no todo el mundo sabe exactamente en qué consiste este proceso. Más allá, obviamente, de tratarse de un final a la relación matrimonial en el que existe un acuerdo entre ambas partes. Así que hoy vamos a explicar todo lo que hay que saber sobre este proceso.

¿En qué consiste el divorcio de mutuo acuerdo?

El divorcio mutuo acuerdo es aquel en el que un matrimonio finaliza mediante un acuerdo entre los cónyuges mediante un Convenio Regulador. Eso sí, para poder divorciarse es imprescindible cumplir con dos requisitos: que la pareja lleve casada un mínimo de tres meses y que la demanda para el divorcio se presente ante el Juzgado de Familia o por escritura pública ante Notario.

Del mismo modo, para que este proceso sea admitido a trámite es imprescindible que los cónyuges estén de acuerdo en el fin del matrimonio. Así como contar con un Convenio Regulador con las medidas acordadas para el divorcio: pensión compensatoria, alimenticia, régimen de visitas, liquidación de gananciales… Aspectos muy importantes, sobre todo en el divorcio mutuo acuerdo con hijos.

¿Qué papel juega el Convenio Regulador en el divorcio de mutuo acuerdo?

El Convenio Regulador es un documento obligatorio para este tipos de divorcio. De hecho, es imprescindible adjuntarlo junto a la demanda de divorcio. Según establece el artículo 90 del Código Civil, debe establecer lo siguiente:

  • Guardia y custodia monoparental o compartida.
  • La patria potestad de los hijos menores.
  • Régimen de visitas.
  • El uso de la vivienda familiar.
  • Establecer la pensión alimenticia.
  • Establecer la pensión compensatoria para el cónyuge que vea afectada su situación económica tras el divorcio.
  • Si existen bienes comunes, realizar la liquidación de gananciales del régimen económico del matrimonio.

Documentos necesarios para el divorcio de mutuo acuerdo:

Al igual que sucede con cualquier otro procedimiento lega, con el divorcio mutuo acuerdo es necesario presentar una serie de documentos. En este sentido, junto a la demanda de divorcio correspondiente hay que presentar lo siguiente:

  • Propuesta del convenio regulador tal y como establece el Código Civil.
  • Certificado literal del matrimonio, que debe solicitarse en el Registro Civil del lugar en el que se contrajo matrimonio.
  • Certificado de nacimiento.
  • Certificado de empadronamiento.

Con todos estos documentos listos, se deberá redactar la demanda de divorcio y presentarla en el Juzgado de Familia correspondiente a lugar en el que viven los cónyuges. El Juez examinará el caso y la documentación presentada. Y, si todo está en orden y se cumplen los requisitos legales, dictará la sentencia de divorcio de mutuo acuerdo.

El divorcio de mutuo acuerdo con hijos y bienes:

Cuando hablamos de divorcio mutuo acuerdo con hijos, el procedimiento es algo diferente. Esto es así ya que siempre se busca que el fin de la relación afecte lo mínimo posible a los menores. Así, si existen hijos menores, es necesario contar con un informe previo de Ministerio Fiscal para poder comprobar que el convenio en cuestión no perjudica a los hijos.

Si este convenio es aprobado, el Juez citará a las dos partes y se presenta un resumen de la demanda. Se comprueban todas las pruebas presentadas y se procede a aprobar el acuerdo completo. Si todo está en orden, el juez dictará la sentencia de divorcio. En el caso de que la documentación sea incompleta o errónea, se otorgará un plazo de diez días para subsanar esta situación

El divorcio de mutuo acuerdo sin hijos ni bienes:

Cuando el divorcio no tiene hijos de por medio, todo es bastante más sencillo. Al igual que si no existen bienes compartidos. Esto es así ya que no habrá bienes que liquidar, ni pensión alimenticia que fijar. Así, solo será necesario aportar el certificado de inscripción del matrimonio, una copia del libro de familia y el convenio regulador en base al Código Civil acordado. Por lo que todo pasará a ser más sencillo y rápido.

De este modo, cuando hablamos de un divorcio de mutuo acuerdo sin hijos ni bienes es prácticamente un pequeño trámite administrativo. Simplemente será necesario proceder a la disolución del matrimonio y liquidar el régimen económico matrimonial. Por ello, es el divorcio más sencillo por el que se puede optar, equiparable incluso al divorcio express.

Dónde poner la demanda de divorcio de mutuo acuerdo:

Juzgado:

Una de las vías para proceder con la demanda del divorcio tiene que ver con realizar un procedimiento de tipo judicial. Si se opta por esta opción, únicamente habrá que recurrir a un abogado, que será el mismo para ambos cónyuges. De este modo, solo será necesario pagar los honorarios de un abogado especialista en divorcios para que realice el convenio regulador y la demanda de divorcio. Tras ello, él mismo la presentará en el juzgado.

Notario:

Si se optar por la vía extrajudicial, hay que hacerlo ante Notario. Los requisitos y el procedimiento son muy parecidos a la vía judicial. Sin embargo, para que sea efectivo es necesario que no concurran hijos menores de edad o incapacitados legalmente y que la mujer no esté embarazada en el momento de solicitar el divorcio. Aquí será también un abogado el que redacte el convenio regulador para presentarlo en la Notaría.

.

¿Quiénes intervienen en el divorcio de mutuo acuerdo?

Como es lógico, en el divorcio mutuo acuerdo intervienen los cónyuges que han decidido poner fin a su matrimonio en mutuo acuerdo. Existe la posibilidad de que los hijos de la pareja también puedan intervenir en este tipo de divorcio. Al margen de estos miembros de la familia, también participarán los abogados especialistas. Así como el procurador, que será el encargado de presentar la demanda junto al abogado en el juzgado o ante Notario. Por último queda el juez, que se encarga de revisar el convenio regulador y de garantizar que ninguno de los menores sea perjudicado.

Author

Cristian Pozo

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.