Noticias

EL DIVORCIO CONTENCIOSO

Divorcio Contencioso

¿En qué consiste el divorcio contencioso?

Divorciarse es cada vez más común. Aunque si las dos partes no están de acuerdo, este trámite se puede complicar. Si sucede esto, la situación suele derivar en el divorcio contencioso. Así que al igual que en otras ocasiones hemos hablado de los tipos de divorcios y separaciones, ahora profundizaremos sobre este tipo en concreto.

¿Cuándo se trata de un divorcio contencioso?

El primer punto que debemos aclarar, tiene que ver en conocer cuándo se trata de un divorcio contencioso. Para resumirlo de forma rápida y bastante clara: es justo lo contrario al divorcio de mutuo acuerdo. Es decir, un tipo de divorcio en el que las dos partes que la forman no consiguen ponerse de acuerdo en los aspectos clave. Y esto deriva en que se tenga que recurrir a una sentencia judicial, que será la que determine las actuaciones pertinentes.

Al igual que con el divorcio amistoso, aquí también tiene que pasar un mínimo de tres meses desde que se contrae matrimonio antes de que pueda romperse. Eso sí, existen excepciones como las situaciones en las que exista peligro vital, moral o de la integridad física o sexual de alguno de los cónyuges o sus descendientes.

El divorcio contencioso se produce cuando una de las partes presenta la demanda de divorcio de manera unilateral sin que la otra quiera recurrir a esta vía. Y también puede deberse a que el desacuerdo se produzca a la hora de repartir los bienes matrimoniales.

Otro punto bastante común tiene que ver con los hijos, ya que a veces ocurre que uno de los cónyuges impide que el otro vea a sus hijos.

¿Cuáles son los trámites en un divorcio contencioso?

Cuando hablamos de un divorcio contencioso, los trámites que lo conforman son numerosos. Esto es algo que sucede así porque los motivos del conflicto pueden ser muy variados. En este sentido, estos trámites dependerán de lo siguiente:

  • Puntos de desacuerdo.
  • Condiciones personales de cada cónyuge.
  • Situación de los descendientes.
  • Evaluaciones psicológicas.
  • Dinámica y antecedentes de la relación.

Los trámites antes de la sentencia

Antes de iniciar el procedimiento de divorcio contencioso, existen dos pasos a realizar de forma previa al proceso judicial:

  1. Presentar la demanda de divorcio: debe ir junto al certificado del matrimonio y, en caso de que haya, el certificado de nacimiento de los hijos. Así como si se toman medidas patrimoniales y los documentos legales que establezcan la situación económica de las partes.
  2. Contestar a la demanda de divorcio: desde que se produzca la notificación de divorcio, el plazo es de 20 días para que la parte demandada responda.

¿Qué son las medidas provisionales?

Además de tener en cuenta estos trámites, también debes saber que en un divorcio contencioso se pueden establecer medidas provisionales. Al ser un proceso que puede alargarse en el tiempo hasta un año, la ley establece la posibilidad de solicitar de forma previa unas medidas temporales. Estas medidas permiten establecer la guardia y custodia, así como la patria potestad o el régimen de visitas, incluso la manutención de los hijos.

¿Cuáles son sus ventajas?

Las ventajas que ofrecen estas medidas provisionales tienen que ver básicamente con el tiempo. Como hemos comentado, la resolución de una sentencia por vía contenciosa puede llegar a demorarse más de 12 meses. Por ello, recurrir a las medidas provisionales permitirá que haya ciertos estándares que cumplir hasta que sea el proceso judicial el que lo aclare todo.

¿Cómo se inician las medidas provisionales?

De forma previa

En este caso se debe presentar un documento por escrito en el Juzgado de Primera Instancia en el que se exponga la intención de poner una demanda de divorcio. Tras este paso, las dos partes del matrimonio serán citadas. Y si no se llega a un consenso, será el juez el que determine cuáles son las medidas provisionales.

De forma simultánea a la presentación de la demanda

La otra vía para presentar medidas provisionales tiene que ver con hacerlo al mismo tiempo que se presenta la demanda de divorcio. Como sucede cuando se realiza de forma previa, también es necesario realizar un procedimiento judicial para que las dos partes muestren su conformidad en lo que a las medidas provisionales se refiere.

Los trámites durante la sentencia

Si nos centramos en el proceso judicial, podemos diferenciar dos fases en un divorcio contencioso:

  1. La vista: aquí el juez convoca a las partes en la audiencia pública para que los cónyuges puedan ratificarse en sus condiciones o variar su postura sobre ellas. Si hay hijos, acudirá el Ministerio Fiscal para salvaguardar sus intereses.
  2. Sentencia judicial: la última parte. En ella el juez dictará sentencia decretando el divorcio y determinando las medidas que deberán asumir las dos partes posteriormente.

Lo que se decide en la sentencia judicial tiene que ver con la patria potestad, guarda y custodia y régimen de visitas de los hijos. Además de establecer una pensión alimenticia y manutención. También se debe atribuir el domicilio conyugal y realizar la disolución del régimen económico, liquidando si es necesario los bienes matrimoniales.

La sentencia

El divorcio contencioso, al no haber acuerdo entre las dos partes, debe resolverse por una sentencia judicial. Es decir, sin ella no es posible salvaguardar la conformidad de los cónyuges. Aunque existan una sentencia, es posible recurrirla de primera instancia y expresar desacuerdo con lo dictado por el juez. De hecho, este suele ser uno de los principales motivos por los que estos procesos se largan.

Si esto ocurre, se debe interponer un recurso de apelación ante la sentencia en el que se establezcan las disconformidades y los motivos por lo que establecer otras medidas. Si hay recurso y tras la segunda sentencia se mantiene la disconformidad, es posible recurrir a una tercera instancia, que en esta ocasión es el Tribunal Supremo.

NUESTRO DESPACHO DE ABOGADOS ESTÁ PARA AYUDARTE

¿Te ha gustado el artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin